20200902_112916.jpg

“Estoy muy agradecido y muy orgulloso que mi hospital este aquí para ayudarnos en este comedor solidario”, dijo emocionado don Fernando Irarrázabal, querido ex funcionario del Philippe Pinel, quien encabeza, junto a una de sus hijas, las labores de cocina en dicha iniciativa que entrega 110 raciones diarias.

 

Luego de semanas de campaña y recolección de cajas de mercadería, al interior de cada uno de los servicios y unidades del establecimiento, finalmente llegó el día para poder ir a entregar estas donaciones. El primer destino fue el comedor solidario de la parroquia de Putaendo, lugar en donde nos encontramos con don Fernando Irarrázabal, ex funcionario de nuestro Hospital, quien nos regaló un momento mágico, nos recibió con su habitual gran sonrisa acogedora, la que refleja un profundo amor por la vida, por haberle dado tantas alegrías y satisfacciones, a pesar de lo duro que fue su niñez, nos relata. Pero había que entregar la donación, y en medio de sus brazos extendidos, se percibía una abundante gratitud, particularmente por haber sido funcionario del Hospital Psiquiátrico, institución de la cual se siente aun parte, por lo mucho que éste le brindó para encausar su vida, ver crecer a sus seres queridos, y construir sus sueños y sus anhelos, los que hoy por hoy, le hacen sentir el deber de retribuir a quien más lo necesite sin distingo alguno.

Luego continuamos nuestro camino, hacia el hogar Inmaculada Concepción, era nuestro segundo destino, ahí nos recibió la persona a cargo Berta Alvarado, quien nos manifestó su alegría, y también, muy afectada nos cuenta con profundo dolor los difíciles momentos vividos en medio de la pandemia por coronavirus, lo que les costó perder la vida de 6 abuelitos, enfrentarse directamente a la enfermedad y sobreponerse a pesar de todo, movidos por el amor y la vocación de servicio.

Finalmente, emprendimos rumbo al hogar Valle Girasol, en donde nos recibió Camila Muñoz, quien las oficia de encargada. En este lugar, nos llamó muy positivamente la atención las extremas medidas de prevención por Covid-19, en pro de la salud y cuidado de sus adultos mayores a cargo. Lo que releva el trabajo pocas veces valorado que realizan estas instituciones, como lo es el hogar Valle Girasol.

En este enriquecedor recorrido nos hicimos acompañar por representantes gremiales, y quisimos destacar lo que nos cuenta Juan Carlos Menares, al relevar lo inmensamente valioso que es mirar hacia la comunidad, y ser agentes conscientes y dispuestos a aportar a nuestros vecinos y vecinas.

Por su parte nuestra directora del Philippe Pinel, Alicia Contreras Vielma, manifestó que esta celebración del aniversario número 52 de la institución, ha estado marcado por un sello distinto, propio de la contingencia sanitaria, en medio de la cual, junto con hacer frente a la pandemia, estamos ante una gran oportunidad desde el punto de vista humano, y comunitario. Es por esta razón que desde el seno de nuestra comunidad hospitalaria, surgió esta hermosa actividad que nos permite abrirnos institucionalmente, y vivenciar lo hermoso que es enfocar todos nuestros corazones de funcionarios/as del Philippe Pinel, en una causa común, la cual nos permite tender una mano, y poder fortalecer nuestra cultura funcionaria, con el sello de la solidaridad, el amor por el prójimo, y la conciencia social. Concluyó.

Volver Arriba